Iniciar un proyecto de emprendimiento empresarial o comercial es un proceso que, requiere evaluar en gran medida el contexto en el cual se quiere participar o competir.  Para estos efectos hay muchas cosas que son necesarias a tener en cuenta, la creación de una idea de negocio, evaluar los potenciales clientes, el segmento del mercado, los recursos y las posibles contingencias que se presenten.

Por ahora vamos a mencionar tres elementos que de otorgan cierta funcionalidad a nuestra idea, pues ellos permiten evaluar la pertinencia y la viabilidad de nuestro proyecto, el equipo, la validación del producto y el financiamiento del mismo.

El equipo

Decidir quienes van a ser los socios y compañeros en el proyecto es un paso verdaderamente importante.  El socio o los socios son las personas con las que se compartirá las aventuras y las desventuras del proyecto, para ello es importante saber que hay determinado entendimiento, que es posible trabajar bien con el o ellos, que se compartan ciertos principios y valores y que en esencia pueda trabajar bien en equipo.  Si el equipo es demasiado extenso, una buena opción es buscar siempre un equipo que sea interdisciplinar, en donde diferentes experticias y dominios puedan sumar y volver el proyecto mucho mas enriquecedor.

Validar el producto

Cómo validar un producto? En primer lugar es necesario enfocarse en una problemática, algo así como la búsqueda de una necesidad que se deba resolver imperiosamente.  Esta necesidad marcará la pauta del tipo de producto que se requiere para brindar una solución efectiva.  Sin embargo, solo los clientes pueden validar este proceso, ellos son el verdadero interés de nuestro producto y por tanto a través de su feedback podemos evaluar el éxito de nuestro emprendimiento, así como su pertinencia.

Financiamiento

En el proceso de emprendimiento lo mas importante es tener en claro cuales son nuestros clientes potenciales, sumado a ello, tenemos la materialización de una idea de empresa en la cual un producto va a responder a sus necesidades.  En algún momento podrías considerar que tu negocio necesita ser repotenciado, para ello necesitas capital que te permita hacer crecer tu proyecto de emprendimiento, un elemento importante aquí es definir la fuente mas idónea para financiar tu proyecto, sean los ahorros propios, nuestras redes de contactos y en ultimo cas los capitales semillas.  Sobre esta ultima fuente, es necesario precisar que solicitar este tipo de financiamiento requiere dar prueba de la solvencia de nuestro proyecto, de su desarrollo y de que este tiene potencial en el mercado, para garantizar la confianza de los inversionistas.

Finalmente, no olvidar nunca que un proyecto de emprendimiento debe estar rodeado de innovación, sea desde el producto o desde el mismo proceso de producción, lo importante es que este pueda ser una manera de diferenciarse de la competencia añadiendo un valor al producto.